8.3.12

Lucky me

Ayer tuve un día de auténtica suerte basurera. 
Salí de casa sin grandes propósitos y al girar la esquina ví una bolsa abandonada con lo que un ojo inexperto calificaría como ‘unos trozos de madera’. Yo vi un telar, así de claro. Es más, por un momento creí que de verdad era un telar de varillas, o tal vez un medidor de urdimbre desmontado.

Luego descubrí que en realidad se trataba de una cuna. Lo que yo imaginaba como un telar son los listones laterales y los barrotes. He devuelto a la calle el cabezal y los pies y el resto me lo he quedado, es perfecto! Ya tengo ganas de tejer algo, a ver que sale de ahí.

Por la tarde salí de nuevo y girando otra esquina encontré algo así como cuatro cajas llenas de cerámica vintage, o del año de la pera, como queráis llamarle. Platos decorativos, jarrones, botijos... De todo. Me llevé esta bandeja de cerámica granadina, que me hará de frutero en la terraza, cuando la tenga. 

3 comentarios:

  1. Vaya Laura siempre encuentras pequeños tesoros! envidia sana me das, tendré que salir a pasear contigo...jeje

    ResponderEliminar
  2. Oh que bello encuentro, seguro que te estaba esperando! Ya nos enseñarás! Besos!

    ResponderEliminar
  3. Pero bueno la gente donde tu vives esta loca?? tiran esas cosas?? Ay señor!! Bueno .. la de cosas tambien que yo tengo encontrado.. Creo que tu y yo hariamos muy buenas migas..

    ResponderEliminar